Vistas a la página totales

viernes, 25 de junio de 2010

Jabulani: el terror en Sudáfrica 2010


Continuando con el tema de la Copa del Mundo, es casi imposible dejar de notar los comentarios de descontento con respecto al balón de la Adidas, el Jabulani. Estos comentarios provienen especialmente de los guardametas ¿Cuál podrá ser la razón de su descontento, si después de todo se supone que el Jabulani fue diseñado científicamente para ser el " balón perfecto"?
Repasemos primero algunas de sus características. A pedido de la famosa fabricante de artículos deportivos, Jabulani fue diseñada en la universidad británica de Loughborough donde el equipo de investigación trabajó durante 3 años para producir el balón más perfecto posible. Su nombre significa " celebración" en zulú. Una de las principales diferencias con respecto a los balones tradicionales, es que la Jabulani es una bola formada por 8 paneles 3 dimendionales que fueron unidos entre sí en caliente. Esto permite que cuando la bola se llena de aire para inflarla, haya la menor deformación posible y el balón tenga una forma esférica perfecta. En la bola tradicional, las 32 piezas que conforman su superficie son planas y se cosen entre sí. Al inflar el balón, las piezas se estiran no necesariamente todas de la misma manera, pues esto depende de las costuras en sí, que no son completamente idénticas. El resultado es una esfera menos perfecta.  Para diseños aerodimámicos, la forma del objeto es de gran importancia para determinar la resistencia al movimiento a través del aire. Un segundo factor también importante en la aerodinámica es la superficie del objeto. Jabulani posee surcos y una superficie rugosa (como las bolas de golf) que le permiten avanzar a través del aire sin perder estabilidad. De hecho, la Jabulani ha demostrado alcanzar velocidades 5% mayores que la Teamgeist de la Copa del Mundo del 2006.
Entonces, si el Jabulani es un balón en apariencia tan perfecto (por lo menos desde el punto de vista aerodinámico), porqué hay tantas quejas? Justamente, el balón fue diseñado para adquirir altas velocidades facilmente, y esto sin duda puede desconcertar a jugadores y en especial a los porteros, quienes podrían no tener tiempo de reaccionar.
El ingeniero Takeshi Asai, de la Universidad de Tsukuba en Japón, tuvo la oportunidad de estudiar la Jabulani. Mediante pruebas hechas en túneles de viento, se ha determinado que el problema está precisamente cuando la bola no se encuentra viajando a velocidades tan altas. Como Natalia discutió en la publicación anterior, a altas velocidades el flujo de aire alrededor de la bola es lo que se llama un flujo turbulento, lo que implica un cierto "desorden" en las líneas de corriente. (inciso (b) de la figura a la izquierda) Esto ocurre principalmente al inicio de su movimiento (o sea inmediatamente después de la patada). Es  aquí donde las ranuras y la superficie de la bola entran en acción: su función  es propiciar turbulencia para disminuir la resistencia de avance de la bola a través del aire. Pero a velocidades bajas, el flujo se vuelve laminar o ordenado (de hecho se puede describir como capas paralelas de aire en movimiento alrededor del objeto, como el de la figura (a) a la izquierda).  En este tipo de flujo la resistencia al avance se vuelve mayor, el balón se frena y su  comportamiento se vuelve es impredecible . En ese caso las bolas tradicionales llevan ventaja, pues sus bordes ayudan a crear turbulencias adicionales que disminuyen su resistencia al movimiento a través del aire ¡ Tal vez sea por esto que el arquero Julio César dijo que las bolas que se compran en el supermercado son mejores que la Jabulani! (figura ilustrativa sobre los flujos laminares y turbulentos tomada de este enlace)

Según Derek Leinweber,  profesor de física de la Universidad de Adelaida (Australia) hay un detalle más que debemos considerar: las ciudades donde se jugarán los partidos en general se encuentran a más de 1000m sobre el nivel del mar. Esto hace que la densidad del aire sea más baja que en otras ciudades donde se ha jugado con el Jabulani, y por esto el balón sea más rápido. Ud. puede escuchar un podcast de la conferencia del profesor Leinweber en este enlace (en inglés).
Hay un punto en común entre científicos y fabricantes de la Jabulani: las quejas se acabarán cuando los jugadores se acostumbren a jugar con ella, ¡o por lo menos eso esperamos todos los que queremos ver más acción en las canchas de esta Copa del Mundo!

En estos enlaces puede leer más sobre este tema:
http://news.suite101.net/article.cfm/jabulani-el-balon-estrella-del-mundial-de-sudfrica-a19251
http://www.foxnews.com/scitech/2010/06/09/world-cup-ball-soccer-jabulani/
http://veja.abril.com.br/230610/popup_jabulani.html

3 comentarios:

  1. Muy interesante, me recuerda esa frase de Voltaire, "Lo perfecto es Enemigo de lo suficientemente Bueno", pero también considero que el diseño no tomó en cuenta el desempeño del balón durante sus diferentes usos (pases en corto, pases largos, por alto o a ras del suelo), el objetivo me parece que fué mejorar la velocidad que toma la bola en un remate, lo cual pensaría yo que es lo menos se da en un partido. Yo buscaría optimizar el uso más frecuente, y luego mejorar los usos.

    ResponderEliminar
  2. Dice José Luis Chilavert: "Los ingenieros pueden inventar los mejores balones, pero no juegan al futbol."

    ResponderEliminar
  3. Increíble que el único pecado de Jabulani sea ser perfecto.

    Pero bueno, es natural ya que desde que nacemos se nos inculca la idea de que lo perfecto es imposible, así que el Jabulani es una paradoja.

    Yo jugué con un Jabulani (réplica pero original de Adidas) y si tiene un rebote muy curioso, además de que basta poca fuerza para que el balón tome mucha velocidad.

    ResponderEliminar