Vistas a la página totales

lunes, 26 de diciembre de 2011

¿Por que me salen los ojos rojos en las fotos?

Esta entrada partipa del XXVI edición del Carnaval de la Física que en esta ocasión es albergado por Cuentos Cuánticos



>:



Pregunta existencial para los que en buena parte de las fotos salimos con ojitos de poseídos y nos preguntamos cuál pena de vidas pasadas estaremos pagando.



Después de hacer un análisis un poco más profundo caemos en cuenta que el problema se reduce a las fotos tomadas con flash y es que precisamente cualquier tema que tenga que ver con color se puede reducir a dos cosas: 1) la fuente de luz (en este caso el flash) y 2) el objeto que recibe la luz (para nuestros fines el ojo rojo de la foto).



Es decir, la razón de nuestro ojo poco fotogénico no tiene nada que ver con el karma si no con la manera en que la luz del flash invade (de forma casi violenta, podríamos decir) nuestro ojos.



Antes de meternos a entender el porque de los ojos rojos en las fotografías viene bien saber como adquieren su color la mayoría de cosas que nos rodean.
















Cuando vemos el color de un objeto lo que sucede es lo siguiente:


La luz del día es la que llega del sol, es luz blanca, que es una combinación de todos los colores que podemos ver, cuando la luz blanca alcanza un objeto interacciona con las moléculas que lo forman y debido a la composición química de estas absorben una parte de la luz y otra la reflejan.


Cuando vemos algo rojo, por ejemplo, es porque de la luz blanca con que es iluminado el objeto sólo refleja la parte roja y absorbe los demás colores.


La luz absorbida por el objeto se acumula en forma de energía que les da movimiento a las moléculas, este movimiento llega a manifestarse como un aumento de la temperatura del objeto


Por otro lado tenemos el ojo, la parte de él que se ve roja en las fotos es la pupila que en condiciones normales es negra. El color negro es la ausencia de luz, cualquier cosa que vemos negra tiene la característica de que absorbe toda la luz que le llega y no refleja nada. La pupila es el “huequito” por el que entra la luz al ojo.

A grandes rasgos es posible decir que la luz entra al ojo por la pupila pasa por la cornea y el cristalino que funcionan como lentes que enfocan la luz en la retina la cual se encuentra en la parte posterior del globo ocular. La retina tiene células sensibles a la luz (fotosensibles) que envían señales eléctricas al cerebro por medio del nervio óptico. El cerebro se encarga de generar la sensación de visión.


Esquema del ojo tomado de este link


El ojo, por mecanismos que no nos detendrán en este texto, tiene la capacidad de variar el tamaño de la pupila según las condiciones de luz en las que se encuentre. Así, si el día es soleado la pupila se hace pequeña, pues el exceso de luz nos encandilaría, pero si se oscurece el ambiente, ya sea por estar dentro de la casa o porque se hace de noche, la pupila se agranda para dejar entrar más luz hasta la retina y que esta pueda hacer llegar al cerebro la información suficiente para crear las imágenes. La pupila necesita un tiempo de adaptación para cambiar su tamaño, normalmente no lo notamos porque los cambios de luz natural son graduales, pero nos ha pasado eso de salir de un salón oscuro y encontrar un día fulgurante en el que hasta nos duelen los ojos de lo encandilados que estamos, o el caso contrario, entrar a una habitación que apenas está iluminada y no ver nada, en ambas situaciones pasado un rato es posible volver a ver pues la pupila llega a tener el tamaño adecuado para dejar entrar la luz suficiente a la retina.



Bien sabemos que el flash se usa en condiciones de poca luz, y por lo tanto en momentos en que la retina está muy abierta. Al activar el flash, que es una fuente de luz muy intensa, la pupila no tiene tiempo de cerrarse pues el destello sucede sin previo aviso así que entra mucha más luz al ojo de lo que sucede en cualquier situación de iluminación normal. Otro factor a tomar en cuenta es que el flash ilumina de forma directa el ojo, así que la intensidad y la manera en que llega al ojo hace que la luz que alcanza a la retina se refleje y salga por la pupila. El tejido de la retina es casi transparente pero hay irrigación de vasos capilares que al ser iluminados con la luz del flash reflejan la sangre que llevan dentro, de ahí la coloración rojiza que tienen los ojos en las fotografías con flash.



Lo último que hay que considerar es que quien termina por captar esa luz que sale de la pupila es la cámara que captura las imágenes por medio de un sensor de luz que tiene más sensibilidad que el ojo humano, por lo que puede captar detalles que probablemente no notaríamos a simple vista.



¿Como podríamos evitarlo?



Los fotógrafos profesionales evitan usar flash buscando otras fuentes de luz o usando los que no vienen incorporados en la misma cámara, así se ilumina a las personas pero de manera indirecta y no entra tanta luz al ojo.


Las cámaras compactas que anuncian tener un efecto “anti ojo rojo” hacen una serie de destellos de flash antes de tirar el de la foto, así la pupila reacciona y se cierra evitando la entrada excesiva de luz. Aunque funciona suele ser muy molesto el efecto de los flashazos continuos.


La otra que se me ocurre es no ver directamente a la cámara, se corre el peligro de que se burlen de uno por salir “viendo para el ciprés” pero evitando la luz directa del flash se librarán de los ojos rojos.



Si les interesa saber sobre este tema recomiendo este enlace que trae información muy completa sobre el tema.

5 comentarios:

  1. Otra muy buena explicación física de fenómenos comunes. Mucha suerte en el "Carnaval de la Física".

    ResponderEliminar
  2. Excelente explicación. Pregunta: la gente de ojos claros es más propensa a salir con ojos rojos en las fotos? Por qué?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmm... Bueno, el área de conocimiento que mejor manejo es la de la física, no soy especialista en anatomia del ojo ni mucho menos.
      Aún así después de hacer algunas investigaciones me arriesgo a dar una respuesta:
      el color del ojo depende de la cantidad de pigmento, melanina principalmente, que tiene la persona en el iris (parte coloreada del ojo). El iris es la parte que rodea la pupila.Un iris mas claro tiene menor cantidad de pigmento que uno más oscuro por lo que podría dejar salir mas cantidad de luz del interior del ojo. (Si alguien conoce una mejor explicación que nos la sople, por faaa!!).

      Otra cosa que leí es que los niños tienden a salir retratados con los ojos rojos más facilmente que los adultos porque su retina es mas reflectiva que la de un adulto ¿que dicen los fotografos?

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. y se cambia el color del flash?? a que longitud de onda no se percibiría ese efecto?? a que potencia será buena usar?? dañaría la calidad de resolución y pixelado?? seria bueno hacer una grafíca de comportamiento con un liquido que mimetice el material de la retina, aplicar ciertas longitudes de onda y medir, claro que yo lo haría esperando algo que ya se...:-)

    ResponderEliminar